Runner's World participa en varios programas de afiliación de marketing, lo que significa que Runner's World recibe comisiones de las compras hechas a través de los links a sitios de los vendedores.

Cómo pasó de ser una persona sedentaria a terminar varias veces carreras de Ironman

Scott Studham llegó a pesar 127 kilos, su afición era competir en concursos de barbacoa y ahora está entrenando para su próximo Ironman.

  • Nombre: Scott Studham
  • Edad: 47 años
  • Ciudad de origen: Minneapolis, Minnesota (Estados Unidos)
  • Ocupación: Propietario de un negocio
  • Peso inicial: 122 kilos
  • Peso final: 97 kilos
  • Tiempo corriendo: 4 años, 2 meses

    El 26 de septiembre de 2013, pesaba 127 kilos y me costaba caminar apenas un kilómetro por la playa. Tenía 39 años y mi mujer y mis dos hijos querían caminar por la isla de Catalina, en California, para tomar un helado. No podía seguirles el ritmo, tanto es así que me senté y les pedí que les esperaba allí. Cuando estaba solo sentado mientras mi familia caminaba por el paseo marítimo, en ese preciso momento decidí que me convertiría en un Ironman.

    Desde septiembre de 2013 hasta marzo de 2014, me centré completamente en perder peso. Para ello, registraba cada calorías de mis comidas en algunas de las aplicaciones para adelgazar y entrenar que existen para el teléfono móvil. En marzo de 2014, pesaba 106 kilos y decidí comprarme una bicicleta de paseo. Fui en bicicleta al trabajo durante todo el verano de 2014, y en agosto estaba haciendo paseos semanales de 160 kilómetros.

    Quería correr, pero tenía un problema: hace 17 años me rompí la rodilla en un accidente de motocross; me dijeron que nunca podría correr y que necesitaría una prótesis de rodilla cuando cumpliera 40 años. Volví a ir al médico y pedí una resonancia magnética, y el médico me dijo que aún no necesitaba una prótesis de rodilla, pero que no podía correr con esa rodilla. Pero en mi mente oí: "En algún momento necesitarás una prótesis de rodilla, así que será mejor que le saques todo el partido posible a esta rodilla". Así que empecé a correr.

    Completé mi objetivo de terminar un Ironman en octubre de 2015. Pero después de eso, dejé de hacer ejercicio por completo. Mi peso se disparó de nuevo ( aquí te damos 5 errores que te impiden adelgazar aunque entrenes con intensidad). Para el otoño de 2019, volví a pesar 122 kilos. Así que me propuse un nuevo objetivo: quería terminar un Ironman, mantenerme en esa misma forma (estar lo suficientemente en forma para hacer una prueba de esta categoría cualquier mes) durante un año, y luego hacer otro Ironman un año después. Volví a utilizar la aplicación para bajar de peso. Cuando terminé el Ironman de Waco en octubre de 2021, pesaba otra vez 97 kilos.

    Para conseguirlo, esta vez decidí cambiar drásticamente mi dieta. Soy un juez de barbacoa y de cerveza certificado -compito en competiciones de barbacoa-. Esas eran mis aficiones. Pero el año pasado, me cambié a una dieta 100 por cien vegetal. Me resultó muy difícil mantenerla en los meses previos al primer Ironman. Cuando estoy centrado en la pérdida de peso o en alcanzar mis macros, encuentro que mi app es la forma más fácil de hacer un seguimiento de estas cosas.

    "Mis amigos y mi familia me llaman atleta. A veces es difícil asumirlo, pero estoy aprendiendo a llevar esa insignia"

    Actualmente estoy en Cozumel, México, entrenando para el Ironman de Portugal en octubre de 2022, pero antes de esto haré un medio Ironman en Chattanooga, Tennessee (EEUU). Si la carrera de Portugal se cancela debido a la pandemia de la COVID-19, tengo previsto participar en el Ironman de Florida.

    Entreno mucho, normalmente más de 10 horas a la semana. Hago un seguimiento de todo en TrainingPeaks utilizando un medidor de potencia Stryd, con el objetivo de mantenerme en un 80% en la zona 2. Me encanta utilizar herramientas para hacer un seguimiento de mis carreras y obtener datos, incluyendo mi reloj Garmin Fenix que se conecta con TrainingPeaks.



    Estos tres consejos me ayudaron a perder peso gracias al running:

    1. Nada de dietas de moda

    Las dietas están llenas de modas (Paleo, Atkins, etc.). La única que he encontrado que funciona es la de "calorías adentro" vs. "calorías afuera".

    2. Empieza despacio

    No aumentes tu kilometraje en más de un 10% por semana. Tus objetivos tienen que ser a largo plazo.

    3. Corre con amigos

    No tengas reparo en pedirle al "amigo rápido" que tendría que ir más despacio que tú que corra contigo. Correr puede ser aburrido a veces. A todos nos gusta correr con otras personas, y todos empezamos exactamente en el mismo punto.

    He perdido los mismos 50-60 kilos, dos veces. Las dos veces me llevó cerca de un año. Mis amigos y mi familia me llaman atleta. A veces es difícil asumirlo, pero estoy aprendiendo a llevar esa insignia. Me encanta ayudar a otras personas mayores, con sobrepeso, con huesos doloridos, etc., a aprender sobre los deportes de resistencia y larga distancia. Lo más importante es que mi nivel de energía y mis relaciones han cambiado a mejor. Antes de perder peso y correr, era bastante sedentario. Ahora, mi vida es mucho más tranquila y equilibrada en general.


    Publicidad - Sigue leyendo debajo